El renacimiento de nuestra especie

¿Alguna vez has pensado en poder maximizar tus sentidos?, ¿Te gustaría tener esta experiencia? ¡Esto ya no es una idea futurista, los cyborgs están aquí!

Words by...

El movimiento comenzó en los años 2000, con el fin de experimentar con los sentidos del cuerpo humano mediante implantes cibernéticos y tecnológicos.

El arte cyborg nos brinda el discurso de permitirnos “La libertad de que uno se diseñe a sí mismo”, dicho por Moon Ribas.

Ribas es una artista española que se ha implantado en el brazo un chip que le permite detectar las ondas sísmicas de la tierra. Moon, cuenta lo conectada que se siente con la tierra, al sentir en su sistema nervioso el mínimo choque de las placas tectónicas logrando que se sienta conectada con la tierra de manera física y mental. 

 Cuando añadimos cibernética a nuestro cuerpo hay un momento en que sientes que algo ha cambiado y entonces definirnos como cyborgs tiene sentido. La palabra cyborg, viene de modificarse a uno mismo para descubrir nuevos contextos o para poder sobrevivir y crear alternativas, como sería en el espacio. Pero nosotros queremos sobrevivir en la tierra, dicho por Neil Harbisson. 

Para Neil Harbisson, ser artista cyborg es la unión entre cibernética y ser un organismo. Él se describe como una persona que no lleva la tecnología, él es la tecnología. Neil nace con una anomalía de la visión llamada acromatopsia lo que significa que él ve el mundo a blanco y negro.

A medida que iba creciendo surge la curiosidad por poder percibir colores. Pero no con el sentido de la vista, sino aprovechar su condición y maximizar algún otro sentido, para obtener su propia perspectiva de cómo distinguir los colores.

Neil, es el primer humano en implantarse en el cráneo una antena en el cráneo con un chip integrado que convierte las ondas de luz en frecuencias de sonido. Esto le permite percibir infrarrojos, ultravioletas e imágenes del espacio.

Neil Harbisson Conferencista Cyborg | Aurum Speakers
Fotografía tomada de Aurum Speakers Bureau

Neil y Moon, son un modelo de cómo la idea de unir nuestro organismo con la tecnología, puede hacer que parezca una imagen del futuro. Sin embargo, Neil ha dado muchos discursos sobre por qué no se siente tan distinto al resto de la población. Nos abre un panorama de cómo en la actualidad somos cercanos a ser un cyborg cibernético.

No nos hemos puesto un implante como Neil y Moon, pero psicológicamente somos cyborgs, analicemos: tu Apple Watch tiene la capacidad de rastrear tus entrenamientos con un sistema de geoposicionamiento, puede registrar tu ritmo cardiaco, monitorea tu índice de horas de sueño y hasta puede responder mensajes por ti. 

Aplicaciones como “Drink water reminder” que te indican cuantas veces en el día tienes que beber agua con base en tu edad y desempeño físico. 

Estos son tan solo unos ejemplos de cómo hacemos una conexión entre nuestra psicología y tecnología por medio de un aparato tecnológico y nos conformamos como uno mismo. 

Empezamos a perder la diferencia entre lo que somos nosotros, qué es la tecnología y cómo terminamos por complementarnos. ¿Qué no es esto lo que siente un artista cyborg?

Somos parte de una generación donde asociamos nuestro ser biológico con la tecnología. De esto nos habla Neil…

 “Somos unos cyborg psicológicamente, amamos la idea de que puede existir un súper yo, un ser más capaz de desarrollar y crear nuevos sentidos. Lo buscamos con la tecnología de manera indirecta, con nuestros móviles o aparatos tecnológicos. Buscamos ser como un superhumano.”

 Neil, nos invita a conocer y ser parte del arte cyborg, en su entrevista opina sobre cómo podemos terminar de aceptarnos como un ser biológico y tecnológico no solo psicológicamente.

“Terminar de tecnologizarnos como humanos para así lograr ser unos superhumanos, será la pauta para que nosotros comencemos a aceptar que la tecnología nos absorbe y podemos aprovecharla para potencializarnos como humanos” declara Neil. 

¿Es una realidad que tenemos dos vidas, la tecnológica y la biológica o ambas pueden formar una sola? 

El arte cyborg busca el acercamiento con el humano para crear nuevas capacidades, convirtiéndonos en superhumanos. Sería nuestro siguiente paso evolutivo, añadir tecnología o quizá el renacimiento de nuestra especie.  

Los humanos siempre hemos admirado a los super héroes y anhelado poder volar o tener visión nocturna. Neil y Moon son apenas la punta del iceberg.

¿Qué capacidad podemos adquirir al convertirnos en híbridos? No solamente conformarnos como un organismo biológico, entender y aceptar la tecnología como parte de nosotros. ¿Te imaginas poder tener la capacidad de combinar nuestra biología con la tecnología? 

Share on: Twitter | Facebook

Related Articles

Nippon América 日本アメリカ

Preguntas random y una alianza con Google México, son las buenas noticias de hoy. Conoce más sobre los fotógrafos detrás de Nippon América 日本アメリカ.

El crochet como arte

Conoce a Vanessa Freitag, la artista brasileña que desarrolla la técnica del crochet como arte y usa un discurso emocional a través del lenguaje textil.

La fotógrafa mexicana que ha tomado las calles de N.Y.

Jordana Bermúdez, la fotógrafa que busca la equidad de género y romper con los roles tradicionales que encapsulan a mujeres y a personas no binarias.

Las mejores películas de A24

A24 y su consistencia incesante para volarnos los sesos con cada una de sus producciones y demostrarnos el gran potencial del cine independiente.

Search...

Pop my brain out...