Conoce Frito y Cruel

¿Te encanta enchilarte hasta que no puedes más? Frito y Cruel sazona su pollo frito con un mix de chiles dándonos una experiencia chilosa y deliciosa.

Words by...

La inspiración 

Fue durante un viaje a Nashville y Sur de Estados Unidos en donde los fundadores, (como buenos amantes del pollo frito) decidieron hacer un estudio de campo de este crujiente platillo. Después de prueba y error lograron perfeccionar su receta. Ricardo Ríos, uno de los socios nos compartió que el nombre “Frito y Cruel” se debe a que como buenos mexicanos nos encanta comer sufriendo. Ese sentir es la manera en la que a extranjeros puede compartirles un pedacito de lo que es la gastronomía mexicana. Y qué mejor que con uno de los ingredientes que nos definen como cultura, el chile.

Este proyecto busca además de deleitarnos con sus preparaciones, el rescate y consumo de chiles criollos principalmente, tales como el chile de árbol, cayenne pepper, algunos habaneros; como el habanero negro (habanero chocolate), entre otros. Ahora mismo están trabajando en conjunto con productores de Xochimilco en donde las plantas de chiles se producen en chinampas. El chile chicuarote, (uno de los participantes en este proyecto) es justamente nativo de Xochimilco, su aroma y “picor” es muy particular y aunque es muy picante, Frito y Cruel logró incorporarlo a sus recetas para resaltar sus características peculiares.

Su menú 

Es contundente, sencillo y carismático con pocas opciones, detalle que como comensal siempre se agradece. Un menú sin tanto enredo y en el que la combinación que decidas probar está perfectamente planeada. Tres son los sándwiches: frito, cruel y coliflor. Como guarnición o acompañante unas papas fritas o un puré es lo que este lugar ofrece. El pan está hecho especialmente para lograr este sándwich.

Las salsas

Y para darle la humedad perfecta viene un desfile de salsas, todas elaboradas ahí: la salsa cruel estilo Louisianna, la honey mustard, en donde el chile cayenne pepper es la estrella, después tenemos una mayonesa con habanero deshidratado y también puedes probar la miel picante; que además de miel, le incorporan maple, bourbon y chiles en polvo. Atrevidas y auténticas.

¿Y el maridaje?

Nada como una caguamita Carta Blanca para bajarte lo “chiloso” o una sidra de manzana, fresca y amable que por su acidez le va muy bien a cualquiera de las salsas que Frito y Cruel propone. Las burbujas de esta sidra francesa te harán terminar seducido y satisfecho.

¿Dónde?

Hoy puedes lanzarte a la calle de Colima 76 en la Roma Norte y vivir la experiencia de una explosión de sabores, aromas y texturas en boca muy interesantes, todo en un sándwich cruel.

Share on: Twitter | Facebook

Related Articles

CUBO, una experiencia gastro-endémica

¿Qué tal arrancar el día con un café ahumado, con aromas a pino y respirando aire fresco? ¡La experiencia en medio del bosque que no te puedes perder!

Search...

Pop my brain out...