Luisa Almaguer

Platicamos con Luisa Almaguer sobre los retos a los que se ha enfrentado durante la pandemia y los proyectos que tiene en puerta.

Words by...

Luisa Almaguer es cantante y compositora  trans de synth pop, una apasionada de la música, el cine, la actuación y es también directora de arte. Es voz activista de la comunidad transgénero, gran parte de su trabajo está dedicado a esta lucha a favor del mejoramiento de las condiciones de vida y socialización de la comunidad trans. Creadora e intérprete de la “Virgen del Sexo”, proyecto de educación sexual con humor difundido a través de Asco.media y también es conductora del podcast “La hora trans”, espacio separatista dedicado a personas trans y sus historias. 

View this post on Instagram

Por @andreavilllalon hace un par de años ✨✨✨

A post shared by Luisa Almaguer (@almaguerluisa) on

V.A. Talks x Luisa Almaguer

Muchísimas gracias Luisa por esta entrevista, que gusto verte de nuevo, aunque sea a través de este medio, quisiéramos reunirnos presencialmente pero igual nos adaptamos a estos canales.  

Cuéntanos ¿Cómo te ha ido en la cuarentena en tu labor como cantante?

Luisa: Algo que era más o menos constante, eran los toquines, estar tocando los fines de semana, era algo que ya me estaba dando un ingreso, una lana que no he recibido desde marzo, entonces no he podido generar eso que en los eventos ocurría, o sea, vender discos, etc. Está cabrón porque nadie puede contratar a nadie ahorita, he sido muy afortunada la verdad porque he podido más o menos llevarla con el consumo de mi obra en plataformas digitales, por ahí me pagaron una colaboración que tuve con NRMAL, pero igual está cabrón ¿no? tampoco he dejado de vender nudes y cosas así, porque a veces los gastos y todo son una situación bastante precaria en la que nos encontramos los artistas en general y artistas trans peor todavía, o sea, no soy la única, como que vamos y venimos, he tenido todavía que hacer cosas que tienen que ver con trabajo sexual y está cabrón porque eso te habla de que en realidad el año sí que ha estado muy cabrón. 

Tuviste una entrevista con el CCC en 2016, muy fuerte, platícanos más de esta conversación. 

Luisa: Sí, hace mucho que no veo esa entrevista, pero he pensado en pedirle a este amigo que la baje porque hay fotos de mi papá y así, todo es como súper íntimo, porque este era un ejercicio para el CCC. Ese día, estaba yo como muy descocida, hablo mucho, como siempre (risas).

Es una entrevista muy honesta, incluso hay un punto en la conversación donde hablas del riesgo de muerte y la esperanza de vida de la comunidad trans. ¿Si te hago esas mismas preguntas, cuatro años después, qué habría cambiado? ¿Consideras que la sociedad ha avanzado en la consideración e integración de la comunidad trans?

Luisa: Bueno, la estadística hasta el momento sigue siendo la misma, la esperanza de vida sigue siendo de 35 años, lo que quiere decir que no se ha movido, sigue siendo el mismo número en este año. Si bien ya han habido cambios significativos en la Ciudad de México y en México en general, aún no es la norma, ni es lo esperado, al contrario, todavía hay cosas que se están haciendo muy mal respecto a los crímenes y a la ola de odio hacia las personas trans, situación que se encrudeció este año mediáticamente con lo que pasó con J. K. Rowling. Esta escritora de Harry Potter que se declaró transfóbica, dijo que las personas trans somos peligrosas para el feminismo y para las mujeres. Esto ya nos puso como en una mirada a nivel global, porque ella es una escritora muy poderosa, se ha dedicado a decir cosas  manteniendo un discurso de odio hacia las personas trans. Esto se ha replicado en muchos medios, en muchas mujeres y personas que se consideran feministas. Entonces como que, si bien en ese sentido estábamos hace unos años todavía un poco más seguras, en espacios feministas o con mujeres, ahora ya no, ahora ya es de cuidado y está muy culero eso porque ya por todas partes hay transfobia. Sin embargo, han habido también avances en una lucha que tiene cada vez más fuerza en el aspecto por ejemplo, de la ley de infancias trans para que puedan incluir sus nombres y sus identidades en documentos oficiales, yo creo que estamos en esa lucha con elementos más fuertes, pero de todas formas el mundo sigue siendo peligroso.

¿Consideras que ahora a partir del encierro que hemos experimentado en cuarentena, ha habido un cambio en nuestro modo de relacionarnos en las calles? ¿Hay más respeto entre la sociedad?

Luisa: Pienso que sí, pero también ha hecho más evidente la desigualdad y la experiencia de notar quiénes son los que realmente tienen la posibilidad de quedarse en casa, entonces, digamos que yo ahora en esta pandemia he sido afortunada, tengo una casa, tengo donde vivir, estoy bien en ese sentido, pero mucha gente no ha parado de trabajar, no ha parado de estar en la calle. Muchas personas trans se vieron en dificultades, por ejemplo ahora en la pandemia, muchas trabajadoras sexuales, vivían en hoteles y cuando cerraron las corrieron y las sacaron, básicamente las dejaron en situación de calle, hablamos de un riesgo donde las personas se vieron expuestas, y esto  simplemente ha empeorado su situación de vida, encrudeciendo la precarización. Con el tema del dinero, se ha hecho más delicado el cuidado de la salud, todo ha llevado a evidenciar estas desigualdades. 

¿Existe algún apoyo institucional ante estas situaciones?

Luisa: Se supone que la CDMX ha ofrecido apoyo para las trabajadoras sexuales, pero quien verdaderamente ha hecho chamba de recaudación y de estar siendo atendidas entre ellas mismas son las trabajadoras sexuales, hay más instancias. Está la casa hogar Paola Buenrostro, para personas trans, que dirige Kenya Cuevas, es por parte de la CDMX, pero quienes siguen generando el mismo apoyo son las trabajadoras sexuales que justo ahora tienen una campaña que se llama “Haz calle”, donde la banda puede depositar lo que pueda o apoyar a estas personas, ya sea con cobijas, despensas o cualquier cosa que se necesita ahorita. 

¡Qué fuerte! pareciera que la pandemia  ha puesto los problemas que ya teníamos, aún más visibles. 

Luisa: Totalmente.

Y en cuestiones de la industria cinematográfica, tú que la conoces bien, ¿Cómo ves este panorama, o sea este patrón súbito en la producción de cine principalmente, existe un próximo punto de retorno a la actividad?

Luisa: Ahora existen algunas producciones que arrancaron de nuevo, la Ciudad de México también lanzó un nuevo protocolo para que se puedan retomar los rodajes con nuevas medidas de sanitización, para evitar contagios, etcétera, pero también es cabrón porque obvio han habido muchos menos rodajes porque ahora el gasto fuerte son las pruebas de COVID que se aplica a todo el crew que va a participar en la película. Entonces, la producción se vuelve mucho más cara; pocas producciones realmente están avanzando en estos días, es como un tope que hay, pero igual, hay quienes han podido avanzar con sus películas y proyectos, así como otros que definitivamente no lo han logrado, supongo que hasta que esto se calme un poco más.

Aún así pareciera que no llega un final, es poco claro, así ha tenido que ser, pienso también que es mucho de ingeniárselas y  tomar el riesgo, porque estamos en un tiempo de riesgo ¿no? entonces, sí, el cine es una industria que seguramente ha sufrido muchísimo. Igual  la de la música, porque con el cine ahorita no se puede ni producir, ni exhibir, es muy difícil, pero también seguramente hay películas que comenzaron a gestionarse durante la pandemia, tanto como guiones, como ideas o películas ya en producción, que seguramente va a estar chido y las vamos a necesitar. Los efectos de la pandemia son de carácter económico y nos afectan muy cabronamente, pero también nos daña afectivamente, es muy grueso todo lo que en estos meses hemos estado sin amigos y amantes cerca y sin poder estar con la familia de la forma en la que podíamos abrazarnos, tocarnos, agarrarnos, todo eso implica una pérdida, que también tendrá sus consecuencias, ya las estamos viendo y las vamos a seguir viendo en la manera en la que la gente se va a relacionar, ahí hay una carencia ya bien cabrona que ojalá ya pase, porque vamos a necesitar de abrazarnos mucho entre todos. 

Veníamos ya de una crisis afectiva, y con este distanciamiento obligado ha sido muy difícil sobrellevar esta crisis, tú me compartes acerca de esta vía de vender nudes y que es una vía de erotizar tu cuerpo y compartirlo con los demás, pero no es lo mismo que el acto presencial de socializar y convivir.

Luisa: Sí, claro, o sea, lo de las nudes es netamente por el varo ¿para tener algo no? pero en ese sentido las relaciones a distancia, o el sexo a distancia y todo eso, evidentemente carece de muchas cosas. Es una incertidumbre absoluta porque no sabemos hasta cuándo volveremos a esa experiencia. 

Estás trabajando con nuestro amigo y colega Bruno Gaeta, cineasta, fotógrafo, ¿Quieres compartirnos un poco acerca de este proyecto que están cocinando en equipo?

Luisa: Sí, justo es un proyecto que nació en este periodo de la pandemia, se me ocurrió un día hablando con Bruno y otro amigo. Él me comentaba que hay un actor que a mí me ha gustado mucho siempre, Gabino Rodríguez, actor mexicano de cine y teatro. Me dijo que Gabino estaba cambiando de identidad, entonces dije ¡Órale qué chido, qué loco! pero está cambiando no de identidad de género, sino de identidad, o sea ya no se llama Gabino, sino que ahora se llama Lázaro. Entonces eso me voló la cabeza, pensé <quiero comunicarme con él, conocerlo>  antes ya había tenido la idea, como una fantasía donde hacíamos un video en el que Gabino interpreta a un músico que a mí me gusta mucho que se llama Belafonte Sensacional, entonces, siempre le decía como a Belafonte: – Wey hay que hacer el video donde Gabino te interprete. Entonces le escribí a Gabino contándole esta idea, de él interpretando a Belafonte en una película en donde todo nace porque a mí, Belafonte en la peli me rompe el corazón. Así que voy con este actor Lázaro Gabino a pedirle que se convierta en Belafonte para poder vivir mi amor con él, y eso es lo que vamos a hacer. Ahorita Lázaro Gabino se está preparando para ser Belafonte, en esta peli experimental que no podemos seguir planeando, ni hacer llamados hasta que no tengamos las pruebas de COVID, pero bueno, yo  creo que lo vamos a lograr, habrá alguien por ahí que nos preste el dinero o algo porque ya quiero empezar esto, no quiero que se vaya secando porque me emociona mucho el proyecto. 

Cuéntanos más acerca de tu podcast ‘La hora trans’ ¿cómo nació?

Luisa: Bueno, a mí se me hacía bien cool Radio Nopal, tanto sus historias en Ig como sus programas y conductores, entonces dije <¡Qué es esto se ve increíble!> me gustó mucho, entonces ahí una amiga tenía un programa, Andrea Villalón, le escribí y armamos el programa. Era en vivo cada ocho días, aunque solo estuve cinco episodios, cinco semanas seguidas yendo a Radio Nopal, me gusta mucho la vibra, ese espíritu que tiene Radio Nopal, ya después me fui a Puentes, resulta que me ofrecieron un proyecto ya más estructurado, que además lo hice podcast, porque Radio Nopal era un programa en vivo que solo se podía acceder a él a esa hora en ese momento y el podcast, en cambio, tiene la posibilidad de ser consumido toda la temporada, o todos los capítulos en el momento en que tú quieras. Ahí empezó ‘La hora trans’, ha sido algo bien chido, que es una de las cosas que más disfruto, hablar con banda trans de lo que sea, de sus vidas, aprendo mucho, es de las cosas que más orgullosa me hacen, como el hecho de que me escriban para decirme que escucharon la hora trans o que pensaron “equis o ye”, o que una adolescente me cuente cómo que le cambió su manera  de pensar y se dio cuenta de que era trans, eso me encanta del programa’. Pero hay tan poco contenido para personas trans hecho por los mismos, que por más sencilla que sea la premisa, tiene que ir funcionando y a mi me encanta, ojalá pueda hacerlo mucho tiempo, además de que hay un chingo de banda trans que quiero conocer y a veces no me alcanza para entrevistar a tanta banda que yo quisiera, pero es genial y me encanta hacer esto.

¿Qué onda con La Virgen del Sexo?

Luisa: Yo creo que La Virgen del Sexo y esa onda como que no sé si ya fue, pero ahorita no me imagino haciéndola a menos que una página o alguien me ayudara a producirla, es una chamba que yo no puedo hacer sola, a menos que algo así surgiera, no veremos a La Virgen en un buen rato. Pero sí me gustaría, porque supongo que la gente de ASCO va a seguir trabajando y desearía que me sigan invitando para hacer cosas, y yo también invitarlos y trabajar juntes, porque siempre fue súper chido.

La verdad si es  una pérdida la de ASCO, fue algo muy chido, para mí fue importante, porque La Virgen era una propuesta que me hicieron de que creáramos un personaje para hablar de educación sexual y al final resultó en una virgen (risas), me encanta hacerla.

Genial. Luisa, ya para ir cerrando, cuéntanos de este EP que tienes publicado, el título es ‘Miljillo’ ¿De dónde viene esta palabra? ¿qué significa?

Luisa: Es un apodo que le puse a este wey, que es Enrique a quien le hice este disco, así le decía, Miljillo, todo el disco es para él en realidad. Ese wey me rompió el corazón, entonces le escribí ese disco y no sabía cómo ponerle, al final le puse así, me gustaba la palabra porque también era extraña, es absurda, no tiene ningún sentido, pero tenía sentido para mí y me gusta cómo se ve escrita, como con muchas rayitas, es difícil de leer, como que está raro y no sé, supongo que raro era cool (risas).

Si deseas conocer más acerca de la obra de Luisa Almaguer, te compartimos algunos enlaces de su música y videoclips, igualmente te compartimos los sitios donde puedes escuchar su podcast “La hora trans”.

https://luisaalmaguer.bandcamp.com/track/me-hizo-un-barco

Share on: Twitter | Facebook

Related Articles

Nippon América 日本アメリカ

Preguntas random y una alianza con Google México, son las buenas noticias de hoy. Conoce más sobre los fotógrafos detrás de Nippon América 日本アメリカ.

PROMISES: Floating Points & Pharoah Sanders

El nuevo álbum de Floating Points con Pharoah Sanders y la Orquesta Sinfónica de Londres que en 9 Movimientos, promete ser toda una experiencia auditiva.

Wendy Carlos: Pionera e inspiración

Influyente y pionera figura de la música electrónica, compositora de bandas sonoras y representante de la comunidad transgénero, conoce a Wendy Carlos.

La fotógrafa mexicana que ha tomado las calles de N.Y.

Jordana Bermúdez, la fotógrafa que busca la equidad de género y romper con los roles tradicionales que encapsulan a mujeres y a personas no binarias.

Search...

Pop my brain out...