Chloe Ting made me do it… ¿O fue el encierro?

Me tomó un lockdown y una panza chelera para intentar el #ChloeTingChallenge y ahora soy más devota a la youtuber que un cristiano a la religión.

Words by...

Nunca he sido la persona más activa cuando se trata de hacer ejercicio. Nivel, me fui a extraordinario de deportes en prepa. Para mí, siempre ha existido un pretexto para no hacerlo. Cuando iba en prepa, era alérgica al pasto, cuando crecí, no me gustaba pararme temprano, cuando empecé a trabajar, no me daba tiempo de llegar a ningún gimnasio o me sentía demasiado cansada.

Pero llegó el lockdown…Mis niveles de ansiedad comenzaron a escalar a límites que no controlaba e incluso desconocía. No entendía muy bien qué pasaba pero los días de insomnio eran cada vez más constantes, hasta que un día, sin poder más, le escribí a mi hermana y me dijo: ¿Por qué no haces ejercicio? Estoy siguiendo a una morra que acaba de hacer boom en internet por el encierro y promete que neta bajas de peso en 15 días.

Bastante escéptica, acepté. Era un hecho, tenía que admitir que mi panza chelera había rebasado los límites que mi estándar de belleza podía soportar —con todo y mi autoterapia de embrace your body—.

Así fue como me adentré en el mundo de esta australiana que además, está tan segura de su técnica que sube videos de transformaciones de cuerpos en tan solo 15 días. 

No tardé más de 3 días en darme cuenta que su rutina efectivamente funciona. Además de que me sentía más fuerte, mi panza de alguna extraña manera se empezó a disolver a pasos agigantados. Todos los días me medía para comprobar que no estuviera soñando. La báscula no notaba los cambios, pero la cinta métrica, NO LOS PODÍA NEGAR. 

Pasaron los 15 días y seguí el entrenamiento al pie de la letra. De lograr hacer 3 burpees el primer día, en la segunda semana ya podía hacer dos sin vomitar y sin versiones low impact.

Parece broma, pero terminando el reto, mi cuerpo se veía totalmente diferente y me había hecho adicta a las rutinas nocturnas para lograr conciliar el sueño. No eran más de 35 minutos por las noches y mi insomnio había desaparecido por completo.

Me sentía más devota que un cristiano después de ver sus resultados y podría apostar que sino fuera tan penosa o no hiciera ejercicio en calzones, probablemente hubiera subido mis resultados a YT para ser un testigo más del milagro de sus ejercicios.

Fue así que Chloe Ting, para mí se convirtió en algo más que una entrenadora personal que me hacía disfrutar mis propias metas, se había convertido en mi compañera de vida y en una rutina que me hacía sentir rara si no la seguía al pie de la letra.

En algún momento incluso llegué a pensar que seguro yo estaba exagerando y en realidad no se notaban los cambios, pero hace poco fui a la playa y el cambio fue innegable. Mis brazos torneados se convirtieron en mi mayor orgullo y sus rutinas en mi religión.

Hoy, voy por el tercer challenge y me siento más dependiente que nunca.

Solo puedo darle gracias a dos personas y a una situación: mi hermana por presentármela, a Chloe Ting por existir y al encierro por llevarme a retarme de diferentes maneras. 

No pretendo ser tan intensa como testigo de Jehová, pero si quieres saber de lo que estoy hablando, acá te dejo sus entrenamientos, TOTALMENTE GRATIS: https://www.chloeting.com/program/2020/two-weeks-shred-challenge.html

Share on: Twitter | Facebook

Related Articles

La crisis de la masculinidad

Hablemos de los ideales masculinos, la opresión del género, el concepto social y la toxicidad de estar atado al ideal rígido de la masculinidad.

¿Peso o talla? Body positive

El miedo de no cumplir con los estándares de belleza impuestos por la sociedad y que nos han ido pasando de generación en generación.

Lo bueno, lo malo y lo feo del ayuno intermitente

Te cuento sobre mi experiencia: desde mi research, hasta las beneficios que obtuve después de intentarlo, todo para que saques tus propias conclusiones.

Opciones world friendly para tu menstruación

¿Estás en tu periodo? Pierde el tabú y aprende a gozar de tu menstruación con alternativas sustentables que cuidarán de tu cuerpo y del planeta.

Search...

Pop my brain out...